Las tres leyes de la robótica, según Isaac Asimov

Pocas aportaciones de la (ciencia) ficción han tenido tanto impacto como las tres leyes de la robótica elaboradas por el escritor ruso Isaac Asimov. Surgidos por primera vez en el relato corto Círculo vicioso (Runaround) de 1941, los tres principios universales del universo de Asimov tratan de determinar el comportamiento y la ética de los robots en situaciones en las que deban tomar decisiones. Estas tres leyes se aseguran de que:

Lo sorprendente es que durante casi ochenta años, estas tres leyes sacadas de la ficción han sido una base fundamental para el desarrollo de la inteligencia artificial en el mundo real. El campo de la robótica actual es muy amplio: desde aspiradores domésticos hasta drones militares. Al mismo tiempo, el área del machine learning está detrás de cada vez más piezas del software que usamos a diario.

Aunque las tres leyes de la robótica siguen siendo sin duda una parte fundamental de la programación de los robots, bien es cierto que en ochenta años la concepción de estos y la ética que nos rodea ha cambiado mucho. Eso por no hablar de los casos en que las grandes empresas han tenido que «desenchufar» a las IA debido a comportamientos… sospechosos. Así hicieron Google y Facebook después de descubrir que sus IA estaban creando un «idioma secreto».

La evolución de los chatbots, según Her

Her. Fuente: Variety

En el filme dirigido por Spike Jonze, un solitario escritor de tarjetas personales entabla una relación romántica con un asistente de voz. Aunque aún no conocemos ningún caso que haya llegado a este punto, sí que vimos en la gran pantalla por primera vez hasta dónde estaba llegando la tecnología de los chatbots, asistentes controlados por inteligencia artificial que sirven para solucionar problemas técnicos.

Hoy en día, los chatbots aprenden nuevos comportamientos a base de rastrear en busca de información. Están diseñados para detectar patrones y repetir acciones asociadas a ellos, cuando se activan mediante keywords o palabras clave lanzadas por el usuario. Su evolución, por tanto, depende en gran medida de nuestro input: si hacemos preguntas repetitivas o pobres en contenido, los chatbots responden de forma acorde.

Dionisio Millán, director de la zona sur de Seidor, nos contaba cómo desde Andalucía se trabaja con procesos inteligentes para la distribución farmacéutica: «El uso de un chatbot que implementa la inteligencia artificial responde sobre la marcha sobre la disponibilidad de stock o la trazabilidad de un producto enviado; incluso se pueden hacer pedidos por esta vía». Algunos municipios ya emplean chatbots impulsados con inteligencia artificial, como es el caso de la app Venus del Ayuntamiento de Marbella.

Los pagos digitales, según Edward Bellamy

Fuente: Amazon

Edward Bellamy fue un escritor estadounidense de finales del XIX, autor de la novela utópica Mirando atrás, ambientada en el año 2000. Como ha ocurrido muchas veces en la ficción, parece mentira que esta historia se escribiera hace más de un siglo, ya que incorpora multitud de ideas que han revolucionado la sociedad digital actual. Por citar uno de los ejemplos más destacados, cuando el protagonista, Julian West, despierta en la ciudad del futuro, comprueba asombrado cómo la gente ha desechado las monedas y emplea tarjetas distribuidas por los bancos para cargar dinero desde sus cuentas. Básicamente, Bellamy predijo las tarjetas de crédito… ¡en 1888!

Hoy en día, incluso los pagos con tarjeta están siendo sustituidos por un número cada vez mayor de métodos alternativos. En Andalucía contamos con dos buenos exponentes de innovación en este sentido: las startups Bracelit, cuyas pulseras contactless permiten los pagos sin efectivo, además del control de accesos y aforos en tiempo real y la identificación para acreditaciones, y TactilePay, una aplicación para soluciones digitales como ver la carta de un restaurante en el móvil, pedir sin levantarse ni esperar a ser atendido, y pagar sin llevar dinero encima.

La publicidad personalizada, según Minority Report

Minority Report. Fuente: Brands & Films.

 

 

 

 

 

 

 

 

Basada en un relato corto del novelista Philip K. Dick, la adaptación a cine de Steven Spielberg nos mostró en pantalla por primera vez la puesta en práctica de la publicidad personalizada. Hoy en día el método que aparecía en el filme se ha refinado bastante…, para bien y para mal. Todos sabemos ya más o menos cómo funciona: cada vez que visitamos una página web, esta crea un archivo en nuestro ordenador —las famosas cookies— para seguir el rastro de nuestra actividad hasta que nos marchemos. Más tarde, otras webs pueden leer nuestras cookies y emplearlas para segmentar la publicidad que nos aparece en función de nuestra actividad online. Esa es la razón por la que no hacen más que salirte anuncios de comida rápida cada vez que pides a domicilio.

Hoy, la navegación por Internet se ha vuelto mucho más compleja de lo que Philip K. Dick o ni siquiera Steven Spielberg pudieron imaginar. Por eso es importante realizar siempre una navegación segura y acceder solo a sitios de confianza. En este sentido, en Andalucía se apuesta constantemente por una buena formación en ciberseguridad, tanto para empresas y profesionales como para usuarios. Expertos como Mar López, Jefa del Área de Ciberseguridad y Lucha contra la Desinformación del Departamento de Seguridad Nacional, y Antonio Guerrero, director de Seguridad y Tecnología de Cloud Center Andalucía, o centros especializados como Andalucía-CERT, llevan años concienciándonos sobre la importancia de la seguridad en la red.

El reto de las fake news, según Metal Gear Solid 2

Metal Gear Solid 2. Fuente: VICE.

La saga de videojuegos del diseñador japonés Hideo Kojima siempre ha hecho gala de su devoción por la ciencia ficción, el techno-thriller y el género de espías más ochentero. En algunos casos, sus complejos argumentos han representado e incluso predicho con acierto las nuevas tecnologías del momento. Es el caso de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, donde el fenómeno de las fake news forma parte crucial de la trama. Conceptos totalmente actuales como deep fake y posverdad y la manipulación mediática a través de las redes sociales aparecieron de forma rompedora en el videojuego lanzado en 2001.

Hoy, por suerte, el reto que suponen las fake news es bien sabido por la mayoría de expertos en comunicación. En Andalucía, contamos con un amplio panel de expertos que ya nos hablaron sobre cómo afrontar este desafío del siglo XXI en nuestro reportaje sobre fake news y ciberseguridad.

Los límites del machine learning, según Devs

Devs. Fuente: FXGuide

¿Se puede predecir el pasado? Esta pregunta, aunque suene contradictoria, es la premisa sobre la que se construye Devs, la nueva miniserie de Alex Garland para HBO. En ella, un grupo de desarrolladores, auspiciados por un genio de la física cuántica, trata de encontrar la fórmula para simular tanto el pasado como el futuro utilizando la metodología machine learning. La teoría de la serie se basa en el determinismo, que asegura que la conducta humana se puede predecir, ya que cualquier decisión, por libre que parezca, está determinada por los impulsos racionales de nuestro cerebro. Por lo tanto, es posible simular todo lo que ha ocurrido y ocurrirá, pero no actuar para cambiarlo, ya que ese acto también formaría parte de la previsión que hemos realizado.

No sabemos hasta qué punto esta paradoja tan inquietante es posible, pero sí sabemos que el campo del machine learning lleva años demostrando ser uno de los que más potencial encierran de cara al futuro. El experto andaluz en esta materia, Francisco Martín, CEO de BigML, nos comentó que «los datos esconden patrones; si se “descodifican”, pueden revelar toda una serie de detalles que escapan al ojo humano», y que estos datos ya están siendo empleados en multitud de áreas de negocio, como la agricultura o los departamentos de recursos humanos. Según aseguraba el experto, gracias al machine learning es posible incluso predecir cuándo un trabajador abandonará una empresa.

Bonus: el desafío del urbanismo, según Nonio Parejo

C.A.7.9. Un enigma de futuro. Fuente: Filmoteca de Andalucía.

En abril del año pasado, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico anunciaba que había recuperado dos piezas audiovisuales de incalculable valor. Una de ellas era la cinta C.A.7.9. Un enigma de futuro, codirigida y coescrita en 1979 por el andaluz Nonio Parejo; una de las poquísimas películas de ciencia ficción andaluzas que se recuerdan. El filme, ambientado en el año 4000, nos muestra una ciudad de Cádiz hace ya tiempo desaparecida. Un grupo de arqueólogos indaga en las posibles causas de su hundimiento, siendo el pretexto de la película para hacernos reflexionar sobre la problemática de Cádiz y su futuro frente al desarrollo urbano.

En este sentido, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio lleva tiempo trabajando en la digitalización de los proyectos de urbanismo mediante la metodología BIM (Building Information Modeling). Con la digitalización y la estructuración de la información, esta nueva práctica persigue una mayor industrialización del sector de la construcción, con la consiguiente mejora de eficiencia y calidad. Se trata de un instrumento clave para la transformación digital del sector de la construcción y, sobre todo, para la reducción de tiempo y recursos en el diseño y la edificación.

Estos son solo algunos de los muchísimos ejemplos que podríamos rescatar de la (ciencia) ficción y que nos han servido para adaptarnos y conocer de antemano importantes avances en la sociedad. La digitalización es un tren en marcha, y aunque estos autores no lo iniciaron, sí que debemos agradecerles su aportación al conocimiento… ¡y a nuestro entretenimiento! Hoy, Andalucía relee estos clásicos y se prepara para la siguiente década con la experiencia y la creatividad que nos caracteriza. ¿Realidad o ciencia ficción? El tiempo nos lo dirá.