Ana Agudo

 

-Uno de los cuatro pilares del PTS es el desarrollo empresarial, es decir, la creación de un ecosistema bajo la fórmula de la colaboración público-privada. ¿Qué aportan los parques tecnológicos andaluces en este despliegue del tejido productivo? ¿Podría citarnos ejemplos de empresas surgidas alrededor del PTS y con un futuro brillante?

Obviamente, el desarrollo empresarial es clave para cualquier territorio, ya que de él depende muy directamente la calidad de vida de sus ciudadanos. Durante la pandemia hemos visto que, cuando este tejido empresarial está muy orientado a sectores como la hostelería o el turismo, la sociedad sufre de manera muy acusada cualquier crisis que se produzca.

Para que este tejido empresarial sea más resiliente, está más que demostrado que ha de virar hacia la creación de valor a partir del conocimiento. Y esto no ocurre por ciencia infusa. Para facilitar que se produzca esta transferencia de conocimiento y talento y que se pueda crear valor añadido, es necesario un espacio de intercambio, de colaboración, de conexión con recursos y agentes clave tanto públicos como privados. En definitiva, para que se produzca, es fundamental la existencia de ecosistemas de innovación. Y los parques tecnológicos son los espacios habilitados naturalmente para esa misión.

Ana Agudo, directora del PTS, repasa en esta entrevista los últimos logros de uno de los parques tecnológicos más punteros de España en cuestiones de salud. Clic para tuitear

Pero es importante asimilar que un parque tecnológico, entendido como mera infraestructura, no es suficiente. Es necesario dinamizarlo, encontrar los intereses comunes, aunar oferta y demanda, conectar con los recursos no sólo locales sino también globales. Y esto es lo que hacemos en el PTS, ahora virtualmente, porque la pandemia lo ha forzado así, pero con una cadencia casi semanal de sesiones donde prima la búsqueda de intereses comunes para poner en contacto a diferentes agentes del ecosistema.

Como ejemplos de éxito, hablaría de empresas como Lentistem, creada en el propio PTS; Destina Genomics, que a través del talento investigador atrae inversión para generar líneas de negocio en Granada; y Pharmamel, nacida de la Universidad y con un alto potencial de crecimiento.

 

-¿Qué papel juegan las startups andaluzas en un sector (biotech, medtech, e-health) muy pujante a ojos de los fondos de inversión? 

Andalucía es el tercer polo biotecnológico a nivel nacional y queremos seguir escalando posiciones. Y no solo en biotech, sino en todos los ámbitos de la salud.  Desde el punto de vista de la inversión, es un sector complejo por la tecnología que utiliza y también porque los períodos de maduración de los servicios y productos son mucho más largos (de diez años en adelante). Además, las necesidades regulatorias hacen que estos desarrollos exijan una alta inversión. Aunque el riesgo es alto y los tiempos de retorno más largos, se trata de un sector disruptivo y con mucho potencial para los inversores.

Andalucía exhibe un nivel muy alto en los proyectos de investigación del sector salud, aunque ocurra que, en muchas ocasiones, estos proyectos no llegan a transferirse. El parque tecnológico trabaja en la identificación de estos proyectos a través de encuentros de transferencia como Medinbio y los conecta con los recursos y apoyos más estratégicos.

“Andalucía es el tercer polo biotecnológico a nivel nacional y queremos seguir escalando posiciones. Y no solo en biotech, sino en todos los ámbitos de la salud”.

-Háblenos de los diez proyectos seleccionados recientemente por la aceleradora AcexHealth, impulsada por el PTS.

La lista la componen siete empresas biotech (D&B Tech, Limnopharma, Pharmamel, Regemat, LentiStem, Inves Biofarm y Nanogetic), dos medtech (iGLUCO e IIDF Cabrera) y una digital health (D&C Intelligent Systems).

De las diez propuestas captadas por la aceleradora, ocho corresponden a compañías constituidas y dos a proyectos. Entre los productos y servicios que serán tutorizados destacan un dispositivo que mide el nivel de glucosa en sangre sin necesidad de pinchazos, una tecnología que permite generar inmunoterapias mejoradas mediante el control de la expansión del transgén o nuevos fármacos para el tratamiento de enfermedades oculares.

Participan también una empresa con patentes de melatonina inyectable para su uso en sepsis, otra que ofrece una tecnología no invasiva para pacientes con enfermedades venosas y una tercera que propone la investigación, el desarrollo y fabricación de productos sanitarios y cosmética biotecnológica. Por otra parte, los dos proyectos incorporados al programa proponen el desarrollo de estrategias basadas en la química para diseñar nanomateriales que mejoren el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer y una plataforma inteligente para su uso en las UCI mediante la codificación de datos no identificados usando modelos de aprendizaje automático e inteligencia artificial.

Todos ellos son proyectos muy disruptivos que debemos apoyar para seguir alimentando nuestro ecosistema. Asimismo, es importante mencionar que contamos con cuatro aliados (Bidafarma, Vircell, CaixaBank y Covirán) que a través de sus patrocinios permiten que estas iniciativas tengan más recorrido.

 

portada-ANAAGUDO-ANDALUCIACONECTADA-1280x679px

 

-Una queja habitual entre la comunidad científica española es la falta de medios para desarrollar una labor investigadora equivalente a la de los países más punteros de Europa. Este es precisamente uno de los frentes de acción del PTS. ¿Faltan medios, investigadores y líneas de investigación en Andalucía? ¿Qué importancia tendrá en los próximos meses el nuevo paquete de ayudas a la I+D+i lanzado desde Europa?

En investigación, los factores de tiempo y dinero son en muchos casos perfectamente intercambiables, por lo que una mayor inversión en el sector nos lleva a avanzar mucho más rápido, acortar tiempo y sobre todo, evitar la precarización del sector.  Sin embargo, sabemos que los proyectos e ideas excelentes no tienen problema para atraer financiación. Desde Granada se coordinan acciones de más de 80 millones de euros a nivel europeo, como es el caso del proyecto 3TR que dirige la doctora Marta Alarcón, de GENyO.

Se nos da bien competir por los fondos. España se sitúa como primer país en financiación atraída del programa SwafS del Horizonte 2020, con una captación de 6,6 millones en 2019. Eso supone que nuestra tasa de éxito en este tipo de convocatorias es del 15,6%, muy por encima de la media europea (12%).

Esto no es una excepción. En 2020 fuimos el cuarto país que más fondos recibió de Europa y en el periodo 2014-2019 se consiguieron más de 4.700 millones. Sin duda alguna, los paquetes de ayudas a la I+D+i serán un revulsivo para un sector que ya es competitivo pero que puede trabajar aún más rápido.

“Los proyectos e ideas excelentes no tienen problema para atraer financiación. Desde Granada se coordinan acciones de más de 80 millones de euros a nivel europeo”.

-Antes mencionaba el Centro de Genómica e Investigación Oncológica (GENyO), que aborda uno de los grandes problemas sanitarios de la humanidad. Tan importante como el tratamiento es la prevención, y ahí resulta crucial la aportación de empresas privadas como Universal DX, de Juan Martínez-Barea, que espera comercializar a nivel mundial en sólo unos meses su primer test de detección precoz del cáncer de colon. ¿Qué sinergias puede fomentar el PTS desde GENyO con este tipo de iniciativas? 

GENyO es el primer centro público de ámbito nacional dedicado exclusivamente a la  investigación genómica que integra a la Administración Pública, la universidad y el sector empresarial biotecnológico y farmacéutico. Eso permite que la investigación pueda recorrer todo el camino, desde la generación del conocimiento hasta su desarrollo en aplicaciones clínicas y farmacológicas. Ejemplo de ello son firmas como Nanogetic (empresa de nanotecnología, única en España,  que diseña y produce nanosistemas innovadores y personalizados) o LentiStem (empresa de biotecnología médica que diseña y produce vectores lentivirales terapéuticos).

También destacaría el caso de Destina Genomics, una biotecnológica nacida en el PTS en 2021 que ha creado una química única y confiable para la detección altamente específica de ácidos nucleicos. Puede usarse para identificar cualquier secuencia de ácido nucleico diana conocida, detectando directamente ARN pequeños sin los múltiples pasos requeridos por los métodos actuales. Además, está desarrollando ensayos de biopsia líquida para un diagnóstico más temprano y preciso del cáncer, superando muchas de las limitaciones de las pruebas convencionales.

 

-A través del Centro de Investigación y Desarrollo de Alimentos Funcionales (CIDAF), el PTS también conecta con la agroindustria andaluza, un sector clave de nuestra economía. ¿Hacia dónde evolucionará este segmento en los próximos años? ¿Iremos hacia una producción más local y sostenible? 

No habrá sostenibilidad sin innovación tecnológica. El sector agrícola está cada día más tecnificado y especializado, y Andalucía atesora una gran experiencia en renovarse y adaptarse. Centros como CIDAF son claves en esta innovación y adaptación del sector que apuesta por una producción de residuo cero, reciclado y reutilización.

Su misión es generar nuevos conocimientos científicos en ingredientes bioactivos transferibles al sector productivo generando valor añadido, contribuyendo así al desarrollo económico y social y a la sostenibilidad de la agroindustria, abordando todas las etapas del proceso de I+D, proporcionando soporte científico y de equipamiento a las empresas del sector de la agricultura, alimentación, ganadería y cosmética, y, por último, teniendo en cuenta las necesidades de cada cliente mediante desarrollos a medida.

“No habrá sostenibilidad sin innovación tecnológica. El sector agrícola está cada día más tecnificado y especializado, y nuestra región ha demostrado que sabe adaptarse”.

 

-¿Cuál será la hoja de ruta del centro de excelencia en Inteligencia Artificial de Indra, Google y la Universidad de Granada? ¿Qué impacto tendrá en la región? Este caso se suma al de Málaga, donde también Google y Vodafone han anunciado importantes proyectos. ¿Responden estos desembarcos de multinacionales de reconocido prestigio a una estrategia a medio/largo plazo de la Junta de Andalucía?

La Universidad de Granada ya es líder mundial en inteligencia artificial y cuenta entre sus investigadores y profesores con algunos de los autores más citados del mundo. Este año la Universidad de Stanford ha publicado su Ranking of the World Scientists: World´s Top 2% Scientists, que enumera a los profesionales de la investigación cuyos trabajos han sido más citados durante el último año. De entre los 159.683 investigadores que aparecen en esta destacada lista (casi siete millones de científicos en activo), 59 pertenecen a la Universidad de Granada y destacan en áreas clave como inteligencia artificial y procesamiento de imagen, física nuclear y de partículas, matemáticas generales, física química y farmacología, y farmacia, entre otros.

Estos ránkings responden a un trabajo ingente de la Universidad de Granada, que evidentemente cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía. Existe, además, una estrategia Nacional de Inteligencia Artificial de la que forma parte el Consorcio Andaluz para la Innovación en Inteligencia Artificial y Robótica Aplicadas, AIR-Andalusia.

Todo este trabajo culmina con los proyectos público-privados que se están implantando en Granada y Málaga. Creo que estamos ante un punto de inflexión en el desarrollo del tejido productivo andaluz. Es el momento de echar el resto en esta transformación, pues de ello dependerá el futuro económico y social de la región.